Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

El primer y segundo orden de ayuda.

Publicado: 23 de Julio de 2019

EL PRIMER ORDEN DE LA AYUDA significa que uno sólo da lo que tiene, y sólo espera y toma lo que realmente necesita.

Así pues los problemas en el primer orden de ayuda se derivan de los siguientes casos:

  1. cuando uno pretende dar lo que no tiene y otro quiere tomar lo que no necesita.
  2. cuando uno espera y exige de otro lo que éste no le puede dar porque no lo tiene. Pensad por ejemplo en cuántas personas habéis conocido en vuestra vida  que van exigiendo del otro algo que éste no les puede dar. Incluso pensad cuántas veces habéis exigido vosotros mismos algo que el otro no podía o no estaba en la obligación de darnos y habéis guardado resentimiento por ello.

Esto último es muy importante porque a veces la verdadera ayuda consiste en renunciar a ayudar, para que así el otro pueda tomar responsabilidad de sus emociones, sentimientos, acciones o su vida.

Por tanto, hay que tener en cuenta este primer orden y saber poner límites en el dar y en el recibir, para que la ayuda sea eficaz y adecuada.

EL SEGUNDO ORDEN DE LA AYUDA significa aceptar las circunstancias externas (enfermedades hereditarias…) e internas (misión, personalidad de la persona, las implicaciones en destinos de otros miembros de la familia), y sólo intervenir hasta donde ellas lo permitan.

Si la ayuda no tiene en cuenta las circunstancias externas, queda destinada al fracaso.

El segundo desorden de la ayuda es negar o tapar las circunstancias en lugar de afrontarlas junto con la persona que busca ayuda, debilitando a ambas.

Por ejemplo, a muchos ayudadores puede parecerles duro el destino de otro y desearían modificarlo. Si el otro se deja ayudar no es tanto por su propia necesidad, sino por su deseo de ayudar a los ayudadores.



haz clic para copiar mailmail copiado