Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

El sentimiento de culpabilidad

Publicado: 30 de Julio de 2019

La culpabilidad puede haber sido aprendida en edad muy temprana y quedar como residuo en la edad adulta. Frases como éstas se fijan en la memoria: "Has sido malo y mamá no te va a querer", "deberías sentirte avergonzado por lo que has hecho". Es más, también se queda fijado el intento persistente de lograr el apoyo de estas figuras, y en consecuencia, lo mismo sucede con la culpa cuando los esfuerzos fracasan.

También puede ser una culpa autoimpuesta al infringir una norma adulta o código moral adulto. Esta segunda forma de culpa es una reacción a residuos de normas que fueron impuestas y por las que se sigue complaciendo a alguna figura de autoridad ausente. Y muchas veces ese tipo de culpa se siente al divertirse: reirse de un chiste verde, darse caprichos, etc...

En cualquier caso la culpabilidad es una forma de cambiar la historia, de desear que las cosas no fueran como son. Y realmente no se puede hacer nada, lo único que se puede hacer es cambiar la actitud respecto a las cosas que nos producen culpabilidad. 

Hay situaciones o temas que generan más culpa que otros:

- El sexo

es una de las actividades que más culpa genera desde tiempos ancestrales. Muchos padres engendran culpa en los niños por hechos o pensamientos relacionados con el sexo. Y por otra parte, los mismos adultos sienten esa culpabilidad en relación a sus fantasías o prácticas sexuales.


- En los sistemas educativos e institucionales

, todavía existen frases como:

  • "Qué desilusión se va a llevar tu madre con las notas"
  • "Debería darte verguenza que te comportas así en clase"
  • "Has sido muy malo y por eso te mereces este castigo"

-

Vicios

como fumar, beber, el ser desordenado, puede ser motivo de culpa.


-

Los regímenes para adelgazar

, generan gran culpa pues si no lo hacen al pie de la letra conlleva subconscientemente que eres débil o no tienes voluntad.


- El no dar propina o limosna

puede generar culpa, aunque el servicio dado no haya sido bueno.



Algunas de las posibles formas de afrontar la culpabilidad:



-

Ver el pasado como algo que jamás puede modificarse.

El sentimiento de culpabilidad no cambiará el pasado ni hará que seas una mejor persona.



-

Preguntarse que se está evitando en el presente

por culpa del pasado.



-

Empezar a aprobarte

en vez de buscar la aprobación de los demás.



-

Reconsiderar tu sistema de valores

para ver qué valores realmente aceptas. Si decides vivir según un código ético determinado por ti mismo, evitarás sentirte culpable por no seguir los valores de otros.



-Enseñar a las personas que intentan manipularte

a través de la culpa que puedes enfrentarte con las desilusiones que les provoque tu comportamiento sin sentirte culpable.



Para más información, consultad nuestra página web:

www.centrohopepsicoterapia.es

o vía email a

centrohope@gmail.com

o al móvil

675349818. 
haz clic para copiar mailmail copiado