Publicado: 21 de Diciembre de 2018

Hoy comenzamos el solsticio de invierno, una nueva oportunidad como cada año de sintonizar con este proceso de la naturaleza de muerte-renacimiento, siendo la muerte en la naturaleza transformación.
A través de la muerte e hivernación, la naturaleza crece, se libera de viejas ataduras y coge energías para la fase siguiente. Para morir es necesario entregarse, soltar y vaciarse, dejar de aferrarse a la identidad y abrazar el proceso en sí de la vida.

Así pues os invitamos a reflexionar, hacer introspección y soltar lo que ya no os sirve para recuperar la vitalidad y abrazar la vida.