Os dedicamos este cuento que esperamos que os guste!! Está dedicado sobre todo a aquellos niños/as que no les gusta su físico.

Había una vez un duende muy inteligente e intuitivo, de los más bondadosos y trabajadores del bosque. Sin embargo, como era gordo y bajito, los demás duendes le despreciaban. Le llamaban vaca y elefante, aún cuando era de los que más colaboraban en el bosque. Incluso no le dejaban participar en los juegos de duende. 

El odiaba su físico y muchas veces había pensado en transformarse con su magia en un duende guapo y esbelto. Sin embargo, las últimas palabras de su abuelito duende al morir: "Recuerda siempre detrás de tu físico gordito, hay una gran bendición. Seguro que es así por alguna razón especial", 
Aunque no había entendido completamente las palabras de su abuelo, siempre las había retenido en su cabeza como un regalo valiosísimo, que le daban esperanza y consuelo.

Un buen día, los trolls del bosque atacaron al grupo de duendes y se llevaron a todos, excepto al duende gordito y bajito. Al quedarse muy quieto, para pasar desapercibido, le confundieron con una piedra y pudo salvar su vida.

Una vez se hubieran marchado, ideó un plan muy elaborado e inteligente para vencer a los trolls y así sucedió. A partir de ese día, ninguno de los duendes lo volvió a llamar gordo o bajito. Por el contrario, entendieron que un físico bueno no lo era todo, y que si uno era más gordo o bajito, es porque tenía otros talentos más importantes.

The end

El hada azul

 Para más información sobre nuestras terapias o psicoterapias para niños y adolescentes, podéis contactar vía email a centrohope@gmail.com o vía móvil al 675349818.


Publicado: 13 de Mayo de 2018