Os presentamos un decálogo que os puede ayudar a organizar y disfrutar vuestra boda sin estrés:

1- Antes de comenzar los preparativos, ser consciente de quién eres tú, y quién es la persona con la que te casas, a nivel de cualidades internas. Las cualidades externas (belleza, status, dinero, popularidad...), pueden vislumbrar y hacer que al centrarse en el árbol uno no vea el bosque. Si uno internamente tiene dudas, es mejor posponer la boda hasta que sea consciente de lo que realmente desea.

2- La boda es vuestra, no de los demás. Por ello, vuestros gustos y necesidades ese día tienen prioridad.

3. Evitar que los familiares opinen sobre todos los preparativos, invitados...Os generará muchas dudas...Al fin y al cabo es vuestra boda.

4. A la hora de organizar la boda es importante tener en cuenta las preferencias de ambas partes: novio y novia. Si sólo se contemplan los gustos de una parte, la otra parte se puede sentir poco escuchada y alejarse emocionalmente no sólo de los preparativos, sino de la boda y de la persona con la que se casa, por lo que se empezaría con mal pie.
 

5. En la industria de las bodas, se vende la perfección como modelo a seguir, y es agradable tener una boda bonita. Sin embargo, es mucho más importante que ambos os hayáis sentido feliz ese día y lo podáis recordar como un buen inicio de la relación.

6. No por tener más invitados vais a ser más felices ese día o vuestra boda va a ser más importante. En las grandes bodas, los novios no conocen realmente a una gran parte de sus invitados, lo que puede generar extrañeza y la sensación de estar rodeados de completos desconocidos.

7. No sólo importa el día de la boda sino los meses anteriores y los posteriores. De nada sirve que la boda salga perfecta si ha habido demasiadas discusiones para lograrla. Al final lo habréis logrado, pero a costa de un gran agotamiento y desilusión. 

8. Reservar un tiempo para vosotros dentro del plan de la boda, para ser consciente de vuestra unión y disfrutar esos minutos juntos.

9. Ser consciente de que  cuánto más grande sea la boda, mayor será la demanda por parte de los invitados y de los preparativos, y mayor la exigencia y las expectativas puestas.

10. Y por último recordar que la boda es el inicio de afianzar la unión con la persona que amas, así que merece la pena disfrutarla minuto a minuto, sin que pequeños contratiempos la enturbien.
 

Para más información, podéis contactarnos vía email a centrohope@gmail.com o vía móvil al 675349818 o a través de nuestra página web: http://www.centrohopepsicoterapia.es

Publicado: 11 de Septiembre de 2018